Psicología a Domicilio

 

 

Del mismo modo que cuando estamos enfermos el médico acude a visitarnos a nuestro domicilio, nosotros queremos ofrecerle este servicio y que sea el psicólogo quien se desplace hasta su casa.

La psicología a domicilio tiene las siguientes ventajas:

Hay mucha gente que deja de hacer psicoterapia por falta de tiempo o por problemas físicos o psicológicos que le impiden salir de casa.

Hay aspectos que se pasan por alto o no se aprecian ni en la consulta ni en una sesión on-line. Trabajando desde el entorno en el que vive el paciente, se obtiene mucha más información y se pueden empezar a hacer modificaciones in situ.

Se trata de un servicio cómodo en el cual no se producen tiempos de espera.

¿Quién puede necesitar un psicólogo a domicilio?

La psicología a domicilio está especialmente indicada para aquellas personas que tienen problemas físicos, que carecen de una buena salud o que son dependientes y no se pueden mover de su domicilio. También está pensada para aquellos que tienen problemas psicológicos relacionados con el hecho de tener contacto con el mundo exterior; Por ejemplo: alguien que padezca de agorafobia o que tenga problemas para relacionarse con las personas.

Quienes tienen conflictos con la pareja o problemas relacionales con los hijos también se pueden beneficiar de este servicio. Las discrepancias inter generacionales, la adquisición de los hábitos de comida, sueño o estudios en los hijos; la negociación de las normas de convivencia así como el establecimiento de las funciones parentales son aspectos que pueden evaluarse mucho mejor desde el lugar donde se desarrollan.